Artículo de
Reafirmación Cristiana

12 Artículos de Nuestra Postura y Opinión Pública

En los presentes artículos creemos que la IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL LIBRE, como parte de la Iglesia Universal del Señor, (Cuerpo visible de Cristo), tiene deberes hacia la sociedad con la cual sus miembros interaccionamos como personas físicas.

Creemos que como tales, nuestro primer objetivo es predicar el Evangelio para que las personas se conviertan, y el segundo, si no se convierten, por lo menos adopten las enseñanzas Bíblicas plasmadas aquí para lograr una vida regida por la moral cristiana y las buenas costumbres que nos revelan las Sagradas Escrituras, finalmente, para que no tengan excusas en el día del justo juicio de Dios.


Los siguientes 12 Artículos expresan la postura y opinión de la IGLESIA EVANGELICA PENTECOSTAL LIBRE sobre diversos temas que afectan la vida normal del creyente renacido en particular, y a la sociedad humana en general, como la Voz Profética de Dios, a la Luz de los fundamentos Bíblicos, Teológicos y Filosóficos del Evangelio de Jesucristo.

 

Creemos que es nuestra responsabilidad como creyentes en Dios El Padre, seguidores del Espíritu Santo, e imitadores  Jesucristo; prestar todo servicio social que nos sea posible, de dar lo mejor y en la excelencia; de expresarnos contra toda inmoralidad que denigra a la humanidad en todos los ordenes de la vida, son nuestros derechos y obligaciones como parte de la sociedad mundial.

 



Artículo 1°:
Instauración Divina


Afirmamos que la historia y la sociedad son escenarios de la acción de Dios en la instauración de su Reino, como lo proclaman las Sagradas Escrituras.


Artículo 2°:
Del Libre Albedrío


Afirmamos que esta acción de Dios está dirigida hacia la humanidad, en quien Él creó posibilidades de libertad, creatividad y amor, que fueron plenamente realizadas en Jesucristo, el Mesías de Dio

Artículo 3°:
Del Divorcio y el Recasamiento

Afirmamos que el Matrimonio fue constituido por Dios, no solo con el fin de la multiplicación de la raza humana, sino también con el propósito de una plenitud del hombre, ya que Dios reconoce que no es bueno que éste esté solo. Es por ello que nos oponemos al divorcio, salvo por causa de adulterio, tal como lo enseña el Señor Jesús en el Evangelio de San Mateo y el Apóstol Pablo en su Primera Carta a los Corintios.


Artículo 4°:
De la Sexualidad Desmedida Y Precoz


Afirmamos que Dios creó las relaciones sexuales para que haya procreación de las razas. Que en el ser humano, Dios puso el disfrute en el momento de practicarlo en cualquier época del año, distinto a los animales que deben estar en celo o por instinto. Que la voluntad de Dios es que se ejerza el mismo únicamente dentro del matrimonio, no antes del casamiento, o paralelo al matrimonio, ni entre personas de un mismo sexo.

Artículo 5°:
Del Aborto

Afirmamos que los derechos de la Mujer encinta terminan cuando comienzan los del Niño por nacer; ya que el principio fundamental de la humanidad es el Derecho a la Vida; Afirmamos que la humanidad está llamada a realizar la voluntad de Dios y nosotros como Sus hijos, con esta comprensión, debemos comprometernos en la búsqueda activa de un orden económico y social que no limite, sino que estimule, las posibilidades humanas, mejorando la calidad de la vida, protegiéndola desde el primer segundo del día cero de su concepción, en el vientre de la madre.

Artículo 6°:
De La Discriminación

Afirmamos que el sentido de nuestra vida está dado en el servicio y la liberación de nuestro prójimo, con quien el Señor Jesucristo se identifica. Por ello, hacer acepción o excepción de persona, es aberrante y está en contra de la Voluntad perfecta de Dios.

Artículo 7°:
De los Derechos Humanos

Afirmamos que la humanidad se encuentra alienada en todo sistema económico social, que lo transforma en instrumento del mismo, impidiendo la formación de una comunidad en la que los recursos naturales y los productos del esfuerzo humano sean aprovechados íntegra y equitativamente, en la que todo hombre tenga acceso a las condiciones que posibilitan una vida verdaderamente humana, sea partícipe de la cultura y de la educación, y tenga la posibilidad de expresarse creativa y libremente. Afirmamos que nos oponemos a toda dictadura ya sea institucional o clandestina; política o económica; a los levantamientos armados de los civiles y de militares, por lo que apoyamos las democracias; creemos en la pluralidad de opinión, aceptamos las críticas y nos solidarizamos con los que sufren opresión, persecución y cárceles por cuestiones políticas o de pensamientos, ya sean en gobiernos democráticos o dictatoriales o monárquicos.

Artículo 8°:
De los Derechos Del Niño

Afirmamos los Derechos de los Niños establecidos por la Comunidad Internacional; éstos son los deberes que los creyentes renacidos, estamos comprometidos a respetar, porque también esa es la voluntad perfecta de Dios. El mismo Señor Jesús dice que los Niños sean valorados y protegidos, ya que de los tales es el reino de los cielos.

Artículo 9°:
De la Igualdad Del Hombre Y La Mujer

Afirmamos que la Mujer y el Hombre no son iguales en estructura física, carácter y misión. Que Dios ordena la raza humana colocando al Hombre como cabeza de la familia y a la Mujer como el corazón del hogar: es por ello que el Padre de Familia debe proveer lo necesario para la casa, dar protección y cuidar a la Mujer, reconociéndola especialmente como parte de sí mismo. Afirmamos que los derechos de la Mujer en general deben ser respetados por el Hombre y que ellas deben tener las mismas oportunidades que el varón en la sociedad y en lo laboral, en bien de la protección que Dios demanda del Hombre con respecto de la Mujer.

Artículo 10°:
Del Compromiso Cristiano

Afirmamos que como seguidores de Cristo, es nuestro deber trabajar por alcanzar tal comunidad y vivir de acuerdo a lo que vemos en Jesús, en quien el Reino de amor, verdad, libertad, justicia y paz, se hace presente entre la humanidad.

Artículo 11°:
De la Libertad De Expresión

Afirmamos que expresarse libremente es un derecho dado por Dios al hombre, pero debe ejercitarse sin ser burdo, grosero o despectivo; por lo tanto los cristianos debemos ejercer una crítica activa, oponiéndonos constructivamente a todo sistema que esté basado en el egoísmo, la hipocresía, la represión, la injusticia y la violencia institucionalizada o marginal; ya sea de orden físico, verbal o por indiferencia.

Artículo 12°: De la Justicia Social


Afirmamos que es nuestra responsabilidad buscar permanentemente una renovación total que modifique el estado de cosas existente, fruto del pecado, a la luz de lo que entendemos debe ser la vida humana, tal cual fuera expresada en Cristo, y no limitarnos a actos de beneficencia, y mucho menos sancionar con nuestra bendición, aquellas formas de supuesta caridad que degradan la personalidad humana, ni conformarnos con mejoras que no conducen al propósito de Dios respecto del destino humano. Por lo tanto afirmamos que guardar silencio frente a la necesidad, a la injusticia y a la explotación de la humanidad, es traicionar a Cristo.

 

 

NUESTRA MISIÓN

Llevar Palabra,

Espíritu y

Misericordia

Al Mundo
Paz del Señor Jesús - 3766 visitantes - No dejes de Contactarte con Nosotros
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=